UNA HISTORIA DE BRUTALIDAD POLICIAL: MIKEL IRIBARREN

Cuando me pidieron escribir algo sobre brutalidad policial, no sabia por donde comenzar a escribir, ya que son incontables los casos que hemos sufrido en Euskal Herria en general, y en Iruña o Nafarroa en particular. Gladys del Estal, los San Fermines del 78, Mikel Castillo, Txuma Olaberri, Alejandro Gorraiz… Pudieran ser los casos más mediáticos. Y junto con esos y otros innumerables casos se encuentra el de Mikel Iribarren.

San Fermines del 78
Brutalidad policial en los San Fermines del 78.

Este caso, por cercano y por estar relacionado con el mundo de las gradas, es el elegido en el artículo de hoy.

Pronto, se cumplen 29 años de un hecho gravísimo ocurrido en la vieja Iruña. Pese a la falta de reconocimiento institucional, el pueblo y sobre todo aquellos jóvenes que compartieron trinchera en aquella Iruña de los 80-90 jamás olvidaran ese abuso policial.

Aquel 14 de diciembre de 1991, una manifestación en solidaridad con los presos, acaba en las puertas del viejo talego de Donibane. Durante las siguientes horas, se produjeron varias cargas policiales por el casco viejo Iruindarra, y enfrentamiento entre jóvenes y policía, algo habitual, por aquel entonces en Pamplona.

Mas tarde, alrededor de las 2 de la madrugada, en la plaza del rincón de la Aduana, Mikel Iribarren Pinillos de 18 años, fue gravemente herido por el disparo a corta distancia de un bote humo por parte de un policía nacional. En coma es traslado al Hospital de Navarra.

En el parte medico rezaba lo siguiente: “hundimiento de la parte derecha del cráneo, sufre quemaduras en la mitad de la cara, traumatismo en un ojo, así como paraplejia en la mitad izquierda de su cuerpo”. Estuvo casi un mes en coma, vivo de milagro.

Mikel Iribarren

Imagen sensible: el rostro de Mikel después de lo ocurrido

Las protestas por esta agresión se suceden los siguientes días, en la marcha a Herrera que se celebraba anualmente en diciembre también se le recordó.

459 días de recuperación muy parcial, pasando repetidamente por el quirófano para reconstruir la fisionomía. Le quedo muy afectada la parte derecha de su cara y una invalidez permanente del 37%.

El recorrido judicial posterior, a pesar de que no nos pueda sorprender, es lamentable. El Ministerio del Interior rechazo en primera instancia la indemnización en el 97, para posteriormente estimar aceptarla parcialmente en 1998. En el Tribunal Supremo, recurrida la instancia, en 2003, considera “proporcionado” este disparo y en el Tribunal Constitucional fue inadmitido a trámite. Una vez agotado el sistema judicial español, Mikel acude a Estrasburgo que da la razón al demandante (una vez más…) y condenan al Estado Español al pago de 170000 euros.

Eran nueve los policías actuando en el lugar, de los cuales ninguno declaro saber nada de lo ocurrido esa noche, y varios de ellos manifestaron haberse dedicado únicamente a auxiliar al herido, cuando se lo encontraron tendido en el suelo, al borde la muerte. Nunca se identifico al autor del disparo. Una vecina, fue testigo y declaro en el juzgado que “un policía con casco había disparado su arma a bocajarro contra el chaval, que instantáneamente cayo malherido al suelo mientras su cabeza y ropa despedían una inmensa humareda”.

Mikel, joven muy conocido en Iruña, deportista y comprometido con la lucha de liberación de su tierra, lo puede contar y se le puede seguir viendo por las gradas del Sadar sin camiseta sea la estación del año que sea. Otros, como Iñigo Cabacas, no pueden contar su historia, mientras, policías impunes con la complicidad de jueces y políticos siguen paseando su brutalidad policial por nuestras calles y campos.

Manifestacion Iñigo cabacas
10-04-2016, Bilbo. Manifestación para denunciar el caso de Iñigo Cabacas.

AUTOR: LIUBERTZI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *