TORINO AWAY

Torino, Augusta Taurinorum, ‘La Motorcity’ o más coloquialmente conocida como Turin.

Una ciudad que con casi un millón de habitantes, que este humilde ‘dotore’ visito hará unos meses.

Retrocedemos hasta un viernes 22 de Octubre. Torino-Genoa, un partido que tras la primera parte parecía que iba a ser aburrido, acabo siendo entretenido. Pero lo bonito no estaba en el terreno de juego, si no en la grada visitante, en la Curva Primavera, donde cerca de 300-350 ‘tifosi’ del Genoa estuvieron animando a su equipo los 90 minutos aunque no les acompañase el resultado en ningún momento.

Torino-Genoa.

Pese al 3-2 los aficionados del Vecchio Balordo, como diría Gianni Brera, eran más sonoros que los Ultra Granata (grupo ubicado en la Curva Maratona, simpatizantes del Torino), los cuales solo se hicieron notar en determinados momentos en los que sus canticos los acompañaba el resto del estadio.

Tras un partido de futbol, en el que se podía disfrutar de una cerveza dentro del estadio (a 5 pavos) era hora de descansar para el día siguiente hacer lo que todo turista hace. Pero nosotros no somos unos turistas de ese tipo, por lo tanto tras hablar con un par de amigos de la ciudad decidimos quedar en ‘El Paso Occupato’ (Espacio ocupado desde 1987 en el que han tocado bandas como NOFX o The Offsping) para tomar unas cervezas y ver los conciertos que había para esa noche.

Una vez allí, poco hay que decir, cerveza y más cerveza, música en directo y colegas ¿Se puede pedir algo más?

Al día siguiente era el día de visitar algo más que el estadio o un CSOA (Centro Social Autogestionado), así que tomamos rumbo sur por las orillas del Po. No vamos a engañar a nadie, pero el paisaje está bien guapo y es recomendable para dar algún que otro paseo y sacaros alguna foto que mandarle a vuestra madre para decirle que estáis bien.

Rio Po.

Bajamos hasta el Castillo del Valentino, sacamos 4 fotos en el parque que lleva el mismo nombre que el castillo y nos volvimos al centro de la ciudad, era hora de comer y el cuerpo lo sabía.

Tras recuperar fuerzas, decidimos que era momento de ir a visitar las tiendas en las que posiblemente nos fuésemos a dejar parte del sueldo.

Tienda oficial de Stone Island.

La ‘vía Roma’, es la calle que alberga las tiendas más caras de la ciudad, un kilometro de largo donde puedes encontrar las tiendas más lujosas y las marcas más importantes del mundo. Sí, también es donde está la tienda oficial de Stone Island y una tienda que es distribuidora de C.P. Company, así como Rolex, Louis Vuitton, The North Face, y un largo etc.

Tras un vistazo para ubicarlas y tomar algo en un bar que sorprendía por ser pastelería, nos dirigimos a tomar algo tranquilamente con los colegas de Bull Brigade, con los cuales esperemos pronto os traigamos una entrevista. El lugar de encuentro no es otro que el barrio de Vanchiglia, barrio donde también se encuentra el CSOA Askatasuna.

Con miembros de Bull Brigade.

Una vez en el ‘Colosseum’, bar totalmente recomendable de cerveza artesana, de la cual todo ‘dotore’ que se aprecie no quedará , nos sentamos a hablar de la situación musical en Torino y EH, hablamos de futbol y gradas, hablamos de problemas que hemos tenido con la policía últimamente; vamos, hablamos de nuestro día a día e intercambiamos opiniones.

Haremos un inciso para mandar un abrazo desde este blog a Mark y todo su grupo que sufre la represión de la policía de Torino tras un montaje policial del que fueron víctimas él y otros 60 compañeros.

CSOA ASKATASUNA.

Tras unas horas de coloquio y cerveza, toca la hora de marchar a nuestras respectivas casas, unos por sus hijos y otros porque aun arrastrábamos la resaca del día anterior.

El domingo, habiendo podido levantarnos pronto, aprovechamos para visitar las largas y anchas avenidas que tiene ‘La Motorcity’. Llegamos al Mercato Centrale Torino, que se encuentra al lado de la ‘Porta Palatina’ (entrada a la ciudad en la época romana) y que sí o sí debéis visitar si acudís a la ciudad.

Tras unas compras en la ‘via Roma’, y queriendo tomarnos un descanso, aprovechamos un bar situado en la ‘Piazza San Carlo’ para tomar un Martini, que para aquella persona que no lo sepa el Martini es originario de Turin.

Después de unas copas y un poco de chocolate, nos dirigimos a descansar al hotel para el lunes tomar el avión de vuelta, claro está que volveremos que hemos dejado alguna pared sin pegatinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *